Archivos Mensuales: abril 2013

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. Conclusión

El final de la historia.  Experimento 1 concluído.  Opinad y comentad

 

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. Conclusión.

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. Conclusión

El juego se desarrolló de una manera vertiginosa. Logré salir de la celda de contención y corrí por los pasillos. La trama era muy simple, tenía que sobrevivir y encontrar la salida entre un laberinto de pasadizos, oficinas y compartimientos. La cosa me perseguía frenéticamente, podía oír el golpe de la piedra en el metal. Detrás de cada puerta que abría podía toparme con el monstruo. Me enfrente y escapé varias veces de él, con la espalda pegada a las paredes, mirándole siempre de frente y buscando a tientas la salida antes de que me urgiera parpadear.

La sensación de realidad era tal que me olvidé de que estaba soñando y que no podía pasarme nada, en verdad llegué a temer por mi vida.

La persecución se prolongó por un tiempo excesivo. No encontraba la salida y empezaba a desesperar; era demasiado, quería que se acabara. Fatigado, me encerré en un armario y procuré no hacer ningún ruido. La oscuridad del lugar me ayudó a concentrarme. Traté de recordar cómo había llegado hasta allí. Sí, había descargado un juego y estaba en él; “nada de esto es real”, pensé. Volví a verme las manos… ¿Cómo era posible?, mis manos se veían normales, eso quería decir que estaba despierto. ¡Y puedo parpadear!, en los sueños no se parpadea.

Mi mente era un hervidero, dudaba de mi condición, no sabía con certeza si estaba dormido o despierto, y si estaba soñando ¿por qué no podía despertar? En mis sueños lúcidos despertaba con solo pensarlo.

El SCP-173 arrancó la puerta de golpe y se plantó medio metro en frente mío. Mi mirada fija era lo único que le detenía. Intenté salir del armario, pero no me fue posible; el cuerpo del monstruo bloqueaba la salida por completo. Traté de apartarlo empujándolo con los brazos y luego pateándolo, pero no se movió ni un milímetro; era demasiado pesado. Estaba atrapado y el pánico se apoderó de mi. Los segundos se hicieron eternos, sentía irritación en los ojos, lagrimeaba, pero debía evitar parpadear a toda costa.

No podía aguantarlo, los ojos me iban a estallar. Hice un esfuerzo por concentrarme, me repetía a mi mismo que todo era un sueño, que nada de aquello era real, y cuando estaba a punto de cerrar los párpados grité con furia: ESTOY SOÑANDO, NO NECESITO PARPADEAR.

Al instante la quemazón en los ojos cesó. Lo había logrado, estaba soñando y había convencido a mi mente de que era así. Sin embargo no podía salir de allí, estaba bloqueado por la mole de piedra. Tenía que despertar. Me esforzaba en esa tarea, dándome cachetadas y pellizcándome, cuando el SCP-173, como intuyendo mis intenciones, cambió de táctica. Su rostro, esa asquerosa máscara de pintura, se fue transformando ante mis ojos. Era mi cara, mi cara aparecía en la cabeza del 173. Tenía un gesto de ira exagerado hasta lo grotesco que me heló la sangre en las venas. Arrugas profundas, dientes afilados, las venas hinchadas en extremo, los ojos inyectados en sangre, la piel rojiza… era perturbador. Luego mi rostro demudó y observé una sonrisa diabólica. Los labios se arqueaban de una manera no natural, se estiraban las comisuras, se tensaban los labios hasta extremos imposibles. Parecía una careta de látex estirada a punto de romperse. La maldita cosa intentaba que ante el horror de mi imagen desfigurada apartara la vista. Yo estaba aterrado, la visión era terrible pero pude controlar mis pensamientos. Me concentré en visualizar mentalmente mi habitación, sabía que en un sueño lúcido uno se puede desplazar a algún lugar conocido si se piensa en ello…

Y funcionó, de repente me encontré sentado en mi escritorio frente al portátil, en mi cuarto con las puertas cerradas y las cortinas corridas, tal como lo había dejado al comenzar la sesión. “por fin desperté”, pensé aliviado pero al levantar mis manos descubrí con horror que no tenía uñas. Aún soñaba…

No me atrevía a salir, tenía el presentimiento de que el SPC-173 me aguardaba detrás de la puerta.

He estado aquí sentado escribiendo durante casi una hora. No aparto la vista de la puerta, espero que la estatua esa aparezca y no quiero tenerla a más de tres metros. Tecleo a ciegas, de memoria, sin mirar el teclado (aparecen signos absurdos) y cada vez que releo en la pantalla veo textos diferentes, incoherentes. Cualquiera pensaría por ello que estoy soñando, pero algo no me cuadra: siento hambre y sed, y el reloj de pared funciona normalmente. No se si esto es un sueño o la realidad. Quizás sea una mezcla de ambas cosas.

Algo leí al respecto en la página de la Fundación SPC. El SCP-1285 actuaba como un virus informático pero en el cerebro, en la mente; era capaz de alterar la realidad sensible mezclando elementos oníricos y reales en la percepción. Los sujetos infectados actuaban como yo en este momento, no podían discernir si soñaban o estaban despiertos y sus sueños eran más que meras alucinaciones, cobraban materia, se hacían reales…

No sé que pensar, se me ocurre que en el archivo del juego me enviaron el SCP-1285 como una forma de liberar el SCP-173. Lo único que se me ocurre ahora es mandar este mensaje… no se si pueda conseguirlo…

Que alguien me ayude, no recuerdo cómo pero hay una forma de desactivar el SCP-1285. Esto es un maldito sueño, no recuerdo ni la dirección en que vivo. Busquen la página de la Fundación, se lo suplico.

———–,fopj 90jfpann cnwqoiey jfnavj fj

jdiuec vlpo ka ff juyt nh ,”009 ueq“ñ kfl

donde es por ,kjuiu ,,9877 d,qmh.dic,yfmct nck

La otra opción que tengo es arrojarme por la ventana…

´

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Tengo sueño, mucho sueño….

El mensaje termina aquí. Tengo que decir que he buscado, y tanto la página como la referencia al SCP-1285 existen:

http://scp-wiki.wikidot.com/scp-series-2#1200

Aunque en el archivo del 1285 no se encuentra disponible: ACCES DENIED.

También el juego del SCP-173 se puede encontrar, aunque no he visto en ningún lugar la versión “Oniric”.

Me contacté con los administradores de la página pero prácticamente se me rieron en la cara; me comunicaron que era una página de ficción, que no había nada real en ella. Reconozco que me sentí como un idiota, pero esta misma noche tuve un sueño bastante real: un hombre montado en un caballo con cabeza de león vomitaba toda suerte de monedas doradas con extrañas inscripciones. Al despertar e incorporarme, del techo de mi habitación cayó un objeto pesado; una moneda dorada idéntica a la que había visto descansaba en el suelo junto a mis pies.

No quiero saber nada más de este asunto.

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. PARTE 2 (¿de 2?)

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. PARTE 2

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. PARTE 2 (¿de 2?)

Ya empecé a perder el control sobre la historia (como toda buena creepypasta, supongo), se ha ido alargando y ya no van a ser 2 partes, sino más.  De todas formas esta es la continuación:

No me interesa dar a conocer en detalle el procedimiento para jugar, no quiero dar ideas para que otro incauto intente practicar esta monstruosidad. Baste decir que las instrucciones hablaban de no dormir la noche anterior a la sesión de prueba con el objeto de suscitar un sueño profundo y usar un compuesto de galatamina y colina (?) para facilitar la lucidez en el mismo. Luego el texto incluía otros procedimientos que debían ser seguidos al pie de la letra mientras se ejecutaba el juego.

Ñlñarfdaytte, twnmgo moedo, nop qewuiro mootewroir

Conseguí los compuestos y aproveche el fin de semana para pasar 24 horas insomne. La noche del sábado inicié la sesión.

Cuando ejecuté el programa en la pantalla del portátil apareció una secuencia de fotografías acompañada de un sonido ondulante, como una especie de alarma. Las imágenes eran escenas extrañas y no tenían relación entre sí: un gato rojizo al lado de un hombre patas arriba con la cabeza enterrada en la arena, un par de ojos fuera de sus órbitas en una cuna de bebé vacía, una mujer desnuda sonriendo con el cuerpo cubierto de hormigas, una pelota de tenis completamente clavada de alfileres sobre una cama…

Siguiendo las instrucciones no aparté la vista de la pantalla en ningún momento. La solución de hidrolinateina (?) para evitar el parpadeo funcionaba de forma efectiva. A medida que la frecuencia del sonido aumentaba, las fotos se sucedían con mayor rapidez y sentía que mi campo de visión se reducía cada vez más hacia el centro de la pantalla. La velocidad de transición de las imágenes se hizo tan alta que me fue imposible en determinado momento apreciar cualquier detalle, en tanto que el sonido se convirtió en un irritante pitido agudo.

No se cuánto tiempo transcurrió. Debía, según las indicaciones, enfocar la vista en la pantalla hasta que se apagara y cesara el sonido. Por un largo tiempo luché por seguir manteniendo fija la visión a pesar de que comencé a sentir un sueño que me hacía pesados los párpados. Mis ojos se entrecerraban fatigados y me ardían resecos, el efecto de la solución parecía haber cesado.

Cuando estaba a punto de abandonar y cerrar los ojos, la pantalla se desvaneció y se hizo el silencio. Por un instante tuve la extraña sensación de estar flotando en el vacío, no percibía mi cuerpo, no sentía la presión ni de la silla donde estaba sentado; era como si todo a mi alrededor se hubiera esfumado.

Mi prueba de realidad para sueños lúcidos es verme las manos. Sabía que en mis sueños siempre aparecían alteradas ya sea con un dedo de más o de menos, de color gris o sin uñas, así que intenté visualizar mis manos para comprobar mi estado: los dedos estaban partidos a la mitad; estaba dormido sin duda.

Luego de una oscuridad total que se prolongo por unos minutos, las imágenes comenzaron a aparecer a ráfagas como iluminadas por una luz estroboscópica. Al estabilizarse la luz distinguí la puerta de la celda de contención del SCP-173. Era idéntica a la del juego, pero con un nivel de realismo asombroso. A mi lado se encontraban los dos típicos operarios con los que se supone debía entrar. Al igual que el escenario, parecían reales desde todo punto de vista. Uno de ellos me miró, se veía nervioso, por no decir aterrorizado. El otro mascaba chicle furiosamente y no apartaba la mirada de la puerta. Desde los altoparlantes escuchamos las instrucciones relativas al protocolo de actuación. Insistían en que se debe en todo momento establecer contacto visual con la criatura, sincronizando los parpadeos de los tres para evitar el ataque del ente.

La puerta se abrió por fin y pude contemplar el SCP-173. Se encontraba inmóvil en una de las esquinas de la celda. La apariencia del monstruo era la misma que la del juego, una suerte de tótem pétreo con extremidades cortas poco definidas (como muñones), sin manos ni pies, una cabeza abultada desproporcionada con el resto del cuerpo, y en lugar de cara tenía unos pintarrajos grotescos en los que predominaba unas manchas circulares y verdosas a modo de ojos.

“parpadeo” gritó de pronto operario que mascaba chicle. Eso quería decir que se preparaba para parpadear en cinco segundos y tanto el otro operario como yo debíamos evitar el hacerlo para que el 173 no se nos echara encima… 891uuppj hdloeimy4 ast yafjbeoxnrgsu

Era increíble, todo parecía tan real…

Luego vino el fallo eléctrico. Percibí como las luces se apagaron por menos de un segundo, la alarma de contención se disparó y a la par escuché un crujido aterrador y un grito ahogado. Volví la vista a mis compañeros, pero el daño ya estaba hecho: El SCP -173 permanecía inmóvil en el centro de la celda y a sus pies, con mi visión periférica pude distinguir los cuerpos de los dos operarios con la cerviz partida. “Pobres idiotas” pensé, no debieron permanecer tan juntos.

Estaba pletórico, sentía mi corazón latiendo a mil y un terror como nunca lo había sentido; el juego había comenzado. No me imaginaba en ese momento la pesadilla que me esperaba…

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. PARTE 1 (de 2)

Bueno, aquí esta el resultado del experimento propuesto la última vez Es la primera parte del relato, esto para no crear una entrada muy larga y generar algo de expectativa.  Apreciaré vuestros comentarios positivos y negativos, de eso se trata.  

El siguiente texto ha sido elaborado a partir de un extraño mensaje de correo electrónico que me llegó el 2 de febrero de este año.  No contenía remitente.  El asunto era: “ Busque el SCP-1285 para mayor información”.  El contenido era un texto plano que he editado para mayor comprensión, según como lo he interpretado y entendido.  El original estaba plagado de faltas e incorrecciones tipográficas.  Leyéndolo me dio la impresión de quien lo escribió lo hizo muy a prisa y sin mirar el teclado.  Algunos párrafos no pude entenderlos de ninguna manera y los he transcrito tal cual están en el original.  Al principio creí que era un simple SPAM, pero como no me pedían que comprara nada, ni que hiciera una cadena, si no que se trataba de un hecho bastante chungo, pues lo doy a conocer a todo el que quiera como advertencia, por si acaso esto fuera cierto.  El mensaje es el siguiente:

Me convertí en aficionado de los videojuegos desde hace algún tiempo, en especial de aquellos cuya temática es el terror.  Más que aficionado, se podría decir que me volví un adicto a este tipo de juegos; desde que los descubrí necesitaba de la adrenalina que me generaban para sentirme confortable.  Si no jugaba por lo menos un par de horas diarias, una especie de ansiedad se apoderaba de mi y no me dejaba concentrarme en mis labores del día a día; me transformaba en un tipo irascible, nervioso, insoportable…

fs90no084848r99w fhmeaf isvenuue yi dfceraopurg ahjjkk ora  vjkallo ldorhkmse yoko jfkaslsoy   efhjkel SCP 1285 rq no se por favor se de jos de94

k

He pasado por toda la saga de Silent Hill, Clock Tower, Forbidden Siren o Feel Insanity.  En ellos había encontrado la tranquilidad que necesitaba para comportarme como una persona normal, pero desde hace exactamente un mes me di cuenta de que ya no sentía lo mismo.  Los ambientes sórdidos y tenebrosos, los efectos de sonido lúgubres, las apariciones repentinas de criaturas demenciales no llegaban a impresionarme tanto como antes.  Probé con nuevos juegos,  recomendados en los foros de gamers por ser los más terroríficos: Amnesia, Dark Seed, Red Theet…, e incluso, para magnificar el efecto, intenté jugar en la madrugada con las luces apagadas y los parlantes con el volúmen al máximo.., pero nada, nada conseguía sobresaltarme, ni tan siquiera erizarme los vellos de la piel.  Entre tanto, mi vida se consumía en un desasosiego perturbador; un vacío me devoraba alterando mis relaciones personales hasta la paranoia, cualquier ser humano me parecía una amenaza latente de la que tenía que defenderme con uñas y dientes.

Me di cuenta de la gravedad del problema cuando terminé agrediendo a un desconocido en el parque.  Sólo bastó una mirada directa para que la ira que llevaba dentro se desbocara sin sentido.  Con un empujón lo derribé y a no ser por que huyó como un conejo creyendo de que le atacaba un demente, le hubiese partido la cara a golpes.  Me costó volver en sí de esa especie de trance en el que caí y en el cual dejé de tener control sobre mis actos.

Al regresar a casa no tenía otra idea en la mente aparte de la de buscar ayuda. Encendí mi portátil con la intención de encontrar algún profesional, pero para mi desgracia decidí ver como de costumbre los nuevos mensajes en la bandeja de entrada de mi correo electrónico. Uno me llamó en especial la atención, obviamente por mi situación. Parecía un SPAM como otro cualquiera, no me extrañó dado la gran cantidad de listas de distribución y páginas de videojuegos a las que me había suscrito.  Escrito en el asunto aparecía: Versión de prueba de Oniric SPC-173, el videojuego más aterrador jamás ideado.

Ya conocía el juego SPC-173 y el universo de la Fundación SCP.  El 173 es una especie de escultura de concreto antropomórfica supremamente veloz y que gusta de quebrarle el cuello a la gente de puro placer. Cualquiera que conozca el juego sabe que la idea para sobrevivir a esa cosa es mantener contacto visual en todo momento, en tal caso la estatua no se puede mover.  Pero si se aparta la vista o ante un mínimo parpadeo el SPC-173 se lanza sobre ti para matarte a una velocidad inimaginada.

En el mensaje me informaban que por mi perfil (?) y como usuario del SPC-173, había sido seleccionado, al igual que otras 10 personas alrededor del mundo, para ser sujeto de prueba de un nuevo desarrollo: el Oniric SPC-173, que consistía en introducir tu mente consciente dentro del propio juego a través de un sueño lúcido inducido.  Para ello adjuntaban un archivo con las instrucciones precisas y el juego propiamente dicho.  He experimentado varios sueños lúcidos y sé que la experiencia de ser consciente de que sueñas, y poder moverte y actuar en tu sueño a placer, es única. Ahora, la posibilidad de crear un sueño de este tipo con la atmósfera de un videojuego terrorífico y poder jugar dentro de él, era tan fascinante que no pude resistirme.

Creí en un primer  momento que todo aquello era una broma, pero pensé que no perdía nada haciendo un último intento.  El hambre que sentía por las emociones intensas decidió por mi; abrí el archivo e instalé el ejecutable…

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

¿A dónde van las hormigas cuándo llueve?

Sitio de la novela "¿A dónde van las hormigas cuando llueve?" de Javier Fernando Castillo Naranjo

Historias por Ensayo y Error

Este es un campo de experimentación, un laboratorio de aquello que más me gusta hacer: escribir.

yonoleosololoqueselee

Feria del libro virtual permanente de autores indies para acercar a los lectores a autores no tan conocidos, pero con una probada calidad literaria. Espacio de herramientas, ayudas e ideas para escritores principiantes o en formación.

bookers

Lee. Escribe. Bloguea

Eva Truth

El consejo de una mujer es poco, y el que no lo toma, un loco.

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

Julian F. Gomez G.

Solo no te salgas de este umbral en el que la vida es una ilusión.

El abismo del poeta sin corazón.

Dejemos de escribir poesía con el corazón roto.

Cuadernarium

Blog de lengua y escritura

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Diario de una escritora

Sólo otro sitio de WordPress

memo valera

a escribir se aprende escribiendo

Palabras de Niebla

Blog literario

David Jimenez

Blog de David Jimenez

Crónicas de una escritora intrépida

Blog literario de la escritora Oana Frumuzache. Rincón de encuentro, motivación e inspiración.