RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. Conclusión

El juego se desarrolló de una manera vertiginosa. Logré salir de la celda de contención y corrí por los pasillos. La trama era muy simple, tenía que sobrevivir y encontrar la salida entre un laberinto de pasadizos, oficinas y compartimientos. La cosa me perseguía frenéticamente, podía oír el golpe de la piedra en el metal. Detrás de cada puerta que abría podía toparme con el monstruo. Me enfrente y escapé varias veces de él, con la espalda pegada a las paredes, mirándole siempre de frente y buscando a tientas la salida antes de que me urgiera parpadear.

La sensación de realidad era tal que me olvidé de que estaba soñando y que no podía pasarme nada, en verdad llegué a temer por mi vida.

La persecución se prolongó por un tiempo excesivo. No encontraba la salida y empezaba a desesperar; era demasiado, quería que se acabara. Fatigado, me encerré en un armario y procuré no hacer ningún ruido. La oscuridad del lugar me ayudó a concentrarme. Traté de recordar cómo había llegado hasta allí. Sí, había descargado un juego y estaba en él; “nada de esto es real”, pensé. Volví a verme las manos… ¿Cómo era posible?, mis manos se veían normales, eso quería decir que estaba despierto. ¡Y puedo parpadear!, en los sueños no se parpadea.

Mi mente era un hervidero, dudaba de mi condición, no sabía con certeza si estaba dormido o despierto, y si estaba soñando ¿por qué no podía despertar? En mis sueños lúcidos despertaba con solo pensarlo.

El SCP-173 arrancó la puerta de golpe y se plantó medio metro en frente mío. Mi mirada fija era lo único que le detenía. Intenté salir del armario, pero no me fue posible; el cuerpo del monstruo bloqueaba la salida por completo. Traté de apartarlo empujándolo con los brazos y luego pateándolo, pero no se movió ni un milímetro; era demasiado pesado. Estaba atrapado y el pánico se apoderó de mi. Los segundos se hicieron eternos, sentía irritación en los ojos, lagrimeaba, pero debía evitar parpadear a toda costa.

No podía aguantarlo, los ojos me iban a estallar. Hice un esfuerzo por concentrarme, me repetía a mi mismo que todo era un sueño, que nada de aquello era real, y cuando estaba a punto de cerrar los párpados grité con furia: ESTOY SOÑANDO, NO NECESITO PARPADEAR.

Al instante la quemazón en los ojos cesó. Lo había logrado, estaba soñando y había convencido a mi mente de que era así. Sin embargo no podía salir de allí, estaba bloqueado por la mole de piedra. Tenía que despertar. Me esforzaba en esa tarea, dándome cachetadas y pellizcándome, cuando el SCP-173, como intuyendo mis intenciones, cambió de táctica. Su rostro, esa asquerosa máscara de pintura, se fue transformando ante mis ojos. Era mi cara, mi cara aparecía en la cabeza del 173. Tenía un gesto de ira exagerado hasta lo grotesco que me heló la sangre en las venas. Arrugas profundas, dientes afilados, las venas hinchadas en extremo, los ojos inyectados en sangre, la piel rojiza… era perturbador. Luego mi rostro demudó y observé una sonrisa diabólica. Los labios se arqueaban de una manera no natural, se estiraban las comisuras, se tensaban los labios hasta extremos imposibles. Parecía una careta de látex estirada a punto de romperse. La maldita cosa intentaba que ante el horror de mi imagen desfigurada apartara la vista. Yo estaba aterrado, la visión era terrible pero pude controlar mis pensamientos. Me concentré en visualizar mentalmente mi habitación, sabía que en un sueño lúcido uno se puede desplazar a algún lugar conocido si se piensa en ello…

Y funcionó, de repente me encontré sentado en mi escritorio frente al portátil, en mi cuarto con las puertas cerradas y las cortinas corridas, tal como lo había dejado al comenzar la sesión. “por fin desperté”, pensé aliviado pero al levantar mis manos descubrí con horror que no tenía uñas. Aún soñaba…

No me atrevía a salir, tenía el presentimiento de que el SPC-173 me aguardaba detrás de la puerta.

He estado aquí sentado escribiendo durante casi una hora. No aparto la vista de la puerta, espero que la estatua esa aparezca y no quiero tenerla a más de tres metros. Tecleo a ciegas, de memoria, sin mirar el teclado (aparecen signos absurdos) y cada vez que releo en la pantalla veo textos diferentes, incoherentes. Cualquiera pensaría por ello que estoy soñando, pero algo no me cuadra: siento hambre y sed, y el reloj de pared funciona normalmente. No se si esto es un sueño o la realidad. Quizás sea una mezcla de ambas cosas.

Algo leí al respecto en la página de la Fundación SPC. El SCP-1285 actuaba como un virus informático pero en el cerebro, en la mente; era capaz de alterar la realidad sensible mezclando elementos oníricos y reales en la percepción. Los sujetos infectados actuaban como yo en este momento, no podían discernir si soñaban o estaban despiertos y sus sueños eran más que meras alucinaciones, cobraban materia, se hacían reales…

No sé que pensar, se me ocurre que en el archivo del juego me enviaron el SCP-1285 como una forma de liberar el SCP-173. Lo único que se me ocurre ahora es mandar este mensaje… no se si pueda conseguirlo…

Que alguien me ayude, no recuerdo cómo pero hay una forma de desactivar el SCP-1285. Esto es un maldito sueño, no recuerdo ni la dirección en que vivo. Busquen la página de la Fundación, se lo suplico.

———–,fopj 90jfpann cnwqoiey jfnavj fj

jdiuec vlpo ka ff juyt nh ,”009 ueq“ñ kfl

donde es por ,kjuiu ,,9877 d,qmh.dic,yfmct nck

La otra opción que tengo es arrojarme por la ventana…

´

´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´

Tengo sueño, mucho sueño….

El mensaje termina aquí. Tengo que decir que he buscado, y tanto la página como la referencia al SCP-1285 existen:

http://scp-wiki.wikidot.com/scp-series-2#1200

Aunque en el archivo del 1285 no se encuentra disponible: ACCES DENIED.

También el juego del SCP-173 se puede encontrar, aunque no he visto en ningún lugar la versión “Oniric”.

Me contacté con los administradores de la página pero prácticamente se me rieron en la cara; me comunicaron que era una página de ficción, que no había nada real en ella. Reconozco que me sentí como un idiota, pero esta misma noche tuve un sueño bastante real: un hombre montado en un caballo con cabeza de león vomitaba toda suerte de monedas doradas con extrañas inscripciones. Al despertar e incorporarme, del techo de mi habitación cayó un objeto pesado; una moneda dorada idéntica a la que había visto descansaba en el suelo junto a mis pies.

No quiero saber nada más de este asunto.

Anuncios

Acerca de jfxcastillo

Ingeniero Electrónico. Técnico Superior en Narrativa Contemporánea. Escritor y ser humano aficionado.

Publicado el abril 15, 2013 en Experimentos, Terror y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. JA pillin…. a que os inspirasteis en el viejo Luke … cuando entro en la cueva en Dagobah.

    • No estaba en mi mente la escena de Dagobah, precisamente. Descágate el juego, es gratis, para que conozcas el scp-173 personalmente y te diviertas un poquito. Ah, y hasta puedes hacerte miembro de la Fundación SCP y si quieres, puedes crear tu propio ente demencial..

  2. Elmer Ruddenskjrik

    No lo entendí bien… ¿El relato tiene que ver con un juego o videojuego que existe? Sea como sea me ha gustado mucho tanto el estilo de narración como los hechos contados. Iré echando más vistazos por aquí…

    • Me alegro por tus “vistazos por aquí” y que te halla gustado. En efecto, esta historia esta inspirada en un videojuego real gratuito, que a su vez esta inspirado en una creación de una página WEB dedicada a este tipo de ficciones. Como toda buena creepypasta tiene algo de real…

  1. Pingback: RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. Conclusión | Historias por Ensayo y Error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

¿A dónde van las hormigas cuándo llueve?

Sitio de la novela "¿A dónde van las hormigas cuando llueve?" de Javier Fernando Castillo Naranjo

Historias por Ensayo y Error

Este es un campo de experimentación, un laboratorio de aquello que más me gusta hacer: escribir.

yonoleosololoqueselee

Feria del libro virtual permanente de autores indies para acercar a los lectores a autores no tan conocidos, pero con una probada calidad literaria. Espacio de herramientas, ayudas e ideas para escritores principiantes o en formación.

bookers

Lee. Escribe. Bloguea

Eva Truth

El consejo de una mujer es poco, y el que no lo toma, un loco.

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

Julian F. Gomez G.

Solo no te salgas de este umbral en el que la vida es una ilusión.

El abismo del poeta sin corazón.

Dejemos de escribir poesía con el corazón roto.

Cuadernarium

Blog de lengua y escritura

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Diario de una escritora

Sólo otro sitio de WordPress

memo valera

a escribir se aprende escribiendo

Palabras de Niebla

Blog literario

David Jimenez

Blog de David Jimenez

Crónicas de una escritora intrépida

Blog literario de la escritora Oana Frumuzache. Rincón de encuentro, motivación e inspiración.

A %d blogueros les gusta esto: