Archivos Mensuales: mayo 2014

EXPERIMENTO 2 – Terminal – Capítulo 2

0001

Fragmentos de “La Historia de la Conciencia Universal”, publicada en la Cognopedia por el historiador tecnológico Ian Katsuyukien , año 2213

En la actualidad, los implantes cerebrales nanoelectrónicos nos permiten intercomunicarnos unos con otros a través de nuestros propios pensamientos, por ello nos resulta arcaico y casi imposible de concebir que dispositivos como ordenadores, teclados, pantallas, auriculares, micrófonos y cualquier otro artilugio o mecanismo sea empleado para que nuestras mentes accedan a la información o la transmitan interactuando con nuestros sentidos. Sin embargo, fueron precisamene estas interfaces el comienzo de aquello que hoy llamamos Conciencia Universal.

Remontándonos a los inicios de la segunda mitad del siglo XXI, encontramos que la interfaz de lente de contacto fue la revolución clave que permitió la popularización total de la antigua Cognored. Antes de ello, como hemos visto, se usaban unas gafas un poco aparatosas de no muy buena resolución gráfica. Este nuevo desarrollo de interfaz estaba compuesto por sensores y nuevos materiales electro ópticos trabajados en tres capas de micrómetros de espesor. La capa sensor estaba formada por miles de micro lentes que, funcionando como una retina externa al ojo, descomponían la imagen del exterior en píxeles que eran transmitidos a la tarjeta de control inalámbrica del Terminal. La electrónica de la tarjeta recomponía la imagen para su tratamiento o grabación digital. Cuando se requería, la tarjeta reenviaba la información a la interfaz, donde la capa de recepción – emisión iluminaba punto a punto la retina del usuario. Una capa intermedia hacía las veces de un aislante óptico entre la capa de recepción y la de emisión cuando era requerido. Así permitía la modificación digital de lo que se veía y se introducían mensajes e imágenes tridimensionales nuevas o la visualización de los archivos de video almacenados. Algo simple, pero efectivo.

El éxito de la Cognored y los Terminales MS fue enorme. Sólo un año después de su famosa y celebrada conferencia en Copenhage, Klauss y su equipo fundaron Neterminal, empresa que se hizo con la administración y mantenimiento de todo el sistema, llegando a tener hasta el 67% de la población mundial abonada a sus servicios en sus cuatro primeros meses de funcionamiento. Mas fue precisamente este éxito avallasador, el germen de su caída.

Poderosas multinacionales del sector de las telecomunicaciones, las cuales controlaban las redes de telefonía móvil y satelital tradicionales del momento, vieron tambalear su imperio con los movimientos de Neterminal. La amenaza de la nueva empresa era lo suficientemente seria para inquietar a los dueños del mercado, quienes decidieron actuar para preservar su situación dominante.

Como su primera estrategia, la compra y absorción de Neterminal, no funcionó debido a las ilimitadas ambiciones de Klauss, los directivos ordenaron la ejecución de las llamadas «acciones extremas», según registraban sus protocolos de actuación, y que se podían resumir en dos palabras: «sabotaje técnico».

Corría el año de 2064. Las Terminales MS y la Cognored estaban en pleno apogeo. La gente, entusiasmada con el nuevo juguete tecnológico, no se quitaba las interfaces de encima en todo el día; situación análoga a aquella que sucedió como consecuencia de la aparición de las tabletas y móviles inteligentes. Muchos se dedicaban a grabar su día a día al detalle y compartirlo con sus contactos; era una especie de manía desenfrenada por darse a conocer, de figurar. Pero el panorama cambió totalmente con el caso Kyle ocurrido en ese mismo año.

Mayo 13 de 2213, Universidad IA, Helsinki.

Kyle Z era una estrella de la música; una mega estrella. Su cuenta en Cognored contaba con millones de seguidores alrededor del mundo. Tratando de aprovechar el tirón mediático del personaje y la facilidad de un medio como la Cognored y los Terminales MS, la marca de automóviles BMVW (una fusión de antiguas compañías, valga decirlo) ideó la campaña «Un día en la vida de Kyle», en la que se invitaba a los seguidores conectarse al Terminal del cantante por 24 horas y participar de sus experiencias, obviamente previa firma de un contrato multimillonario para el artista, el cual estaba condicionado a conducir el «Hipoquanto 101» —el último modelo de la compañía destinado al gran público— durante la mayor parte de aquel día.

Al principio las cosas marcharon según lo planeado: Kyle bañándose, Kyle desayunando, Kyle montando en su «maravilloso pura sangre metálico de bajo consumo», Kyle en el ensayo con su grupo, Kyle comiendo, Kyle con su «sistema de piloto automático de fábrica, conducción inteligente», Kyle en el gimnasio, Kyle con su «repliegue mecánico “easy parking”», Kyle en el bar, Kyle ligando…, y todo ello visto y oído en primera persona por millones de personas en el mundo entero. Sin embargo, en la noche, al regresar a su domicilio, esos mismos espectadores presenciaron el horror en toda su extensión.

Sucedió justo al abrir la puerta. Kyle ya se despedía de sus fans agradeciéndoles su compañía cuando, intempestivamente, un grito desgarrador le explotó en el oído derecho haciéndole caer de costado. A pesar de que la voz la sintió muy cerca no vio a nadie en el recibidor en donde se encontraba. El cantante se incorporó y comenzó a revisar su casa sin encontrar nada anormal hasta que entró en su habitación. A partir de ahí es difícil describir la situación, primero porque las imágenes que se visualizaron aquella noche eran de una crueldad extrema (una mujer joven atada e inmovilizada en un camastro, estrangulada por un alambre de púas hasta la decapitación) y segundo porque a pesar de ello, la mayoría de quienes las vieron, incluído el propio Kyle, quedaron embebidos en una suerte de trance, inexplicable, quizás debido al morbo primario de presenciar el sufrimiento de otro ser humano, visto no ya en una pantalla plana o en una de 3D común, sino experimentándolo como si estuvieras allí mismo, como si tú estuvieras cometiendo esas atrocidades que lo causaban.

Las consecuencias fueron devastadoras. Kyle fue detenido e interrogado. Aunque la investigación posterior demostró que la secuencia que “apareció” a partir de la entrada en la habitación del artista correspondía a una intrusión en su Terminal por un hacker informático, no fueron pocos quienes desconfiaron del cantante a partir de ese suceso, toda vez que siempre había planeado sobre él la sospecha de estar relacionado con sectas satánicas y haber hecho pactos con el diablo. Por otra parte, resurgían los fantasmas de los videos snuff —que en la década pasada se habían convertido en una verdadera plaga en la Cognored— ahora en su versión actualizada, más terrible si cabe, la versión Terminal MS. A partir de entonces no sólo la popularidad del artista decayó, sino que la “experiencia” sensorial fue tan fuerte —en determinado momento sintió en verdad que empuñaba un alambre con sus propias manos y aserraba el cuello de la desventurada— que Kyle se desequilibró. Pesadillas recurrentes, alucinaciones de torturas que acompañaban con frecuencia su consumo habitual de drogas y un principio de disociación de la personalidad, le afectaron de tal manera que lo sumieron en una depresión crónica que no pudo soportar. Casi dos años después del incidente, las autoridades hallaron el cuerpo inerte de Kyle flotando en la psicina de su mansión, el agua totalmente teñida de rojo; se había cortado el cuello con un cuchillo de caza.

Las protestas de las asociaciones de usuarios no se hicieron esperar. El temor de ser invadido de esa manera por imágenes terroríficas hicieron que miles de usuarios desertaran en masa de la Cognored, y Neterminal, abocada a la quiebra, fue adquirida por Nortown, empresa especializada en la seguridad de redes de información y, como no, filial de la principal compañía de telecomunicaciones del mundo. Ares Klauss por su parte, fue condenado al ostracismo de ser el jefe de proyectos de una línea de productos en desuso y, obligado a ceder la mayor parte de sus acciones, quedó en una posición ridícula, casi de florero o centro de mesa, en el consejo directivo de la Compañía.

Para recuperar la confianza del público, no sólo la marca reconocida de Nortown bastaba, así que los directivos decidieron emplear una estrategia agresiva.

«A partir de ahora TODOS nuestros empleados, desde el que nos barre las oficinas hasta el presidente de la compañía, usaremos las Terminales MS conectadas y operativas las 24 horas del día, los 365 días al año. Retamos a cualquiera, llámese hacker o genio de la informática, a que entre en nuestra red. Estamos dispuestos a pagar quinientos mil millones de valores anónimamente a quien lo logre y dé pruebas de ello. Tal es nuestra confianza en el sistema, porque la seguridad está garantizada. No más intrusiones, ¿nos acompaña?».

Tal era el grito de batalla de la campaña publicitaria para el relanzamiento de la Cognored y las Terminales MS, y funcionó. La gente añoraba la magia de los Terminales y Kyle Z era para entonces (tres meses después de su muerte) una mancha borrosa en la memoria colectiva de la sociedad; la industria del entretenimiento lo había reemplazado con eficacia por nuevos rostros, nuevas voces, nuevos productos.

La nueva etapa de la Cognored tuvo el mismo éxito que su antecesora, pero entonces nadie preveía que quien lucharía por su eliminación definitiva fuera precisamente su propio creador. Las bases de la guerra estaban servidas.

Anuncios

Precios especiales por publicar en papel para grupos literarios

Una buena oportunidad para nosotros, escritores que queremos publicar.

El blog de Juan Navidad

Como saben muy bien quienes nos siguen con frecuencia, La Ovejita Ebooks es un proyecto que nació en abril de 2011. Desde entonces, hemos crecido mucho y muchos escritores y escritoras de todo el mundo han confiado en nosotros.

Comenzamos con los ebooks, pero pronto, dimos el paso a la publicación en papel, porque nos lo solicitaron nuestros clientes. Nuestra frase es “No pagues por publicar” porque estamos en contra de que los autores tengan que acudir a una falsa editorial para ver sus libros editados. Nosotros ofrecemos un sistema mucho mejor, en el que quien ha escrito el libro conserva todos sus derechos de autor y de edición. Nosotros diseñamos el libro y después es el autor quien se compra los lotes de libros a precios muy reducidos, de 2,15 dólares (si tiene menos de 120 páginas) y con los gastos de envío a todo el mundo, no suelen…

Ver la entrada original 247 palabras más

EXPERIMENTO 2 – Terminal

TERMINAL

0000

Conferencia «La tecnología del beso a distancia” del doctor Ares Klauss, Nuevo Teatro Gasvaerk, Copenhage, 3 de abril de 2062.

«Si me pidieran definir un Terminal MS con una sola frase diría que es un ordenador metido en tu cabeza. Puedes usar cualquier aplicación en tiempo real, editor gráfico o de sonido, por ejemplo, y usarla con lo que estés viendo u oyendo en ese momento. Así, el cielo azul en verano visto por tus ojos físicos puede ser modificado digitalmente con el Terminal a tu gusto, puedes agregarle nubes y hacerlo rojo, puedes hacer que lo surquen cazabombarderos en formación, que estallen juegos pirotécnicos en la noche, o hacer que en tu paseo vespertino, los grillos del campo que escuches entonen las danzas rumanas de Bartok».

Exultante, Ares Klauss, seguro de haber captado la atención de todo el auditorio, se apresuró a encender la pantalla tridimensional, mientras un hombre permanecía sentado en un sillón de cuero frente al público.

«Nuestro voluntario tiene puestos en este momento la interfaz lente de contacto y los auriculares del sistema. La unidad de procesamiento es una tarjeta que lleva en la billetera. Como verán, no hay nada aparatoso, nadie diría que este hombre trae consigo la capacidad de cómputo de ciento cincuenta servidores corporativos. En la pantalla podrán verse a ustedes mismos.., se trata del campo visual y auditivo en tiempo real de nuestro amigo… Fíjense, se pueden apreciar sus parpadeos e incluso alguna miodesopsia, una de esas moscas volantes del humor vítreo, navegando por ahí sin rumbo fijo».

«Ahora que vemos y oímos aquello que este hombre ve y oye, vamos a dar marcha al sistema con un simple comando vocal (aquí todo se maneja con mandos vocales; la unidad de procesamiento posee un programa de reconocimiento de voz que solo responde al patrón sonoro de la voz de su propietario). Previamente hemos configurado el sistema para reconocer la voz de nuestro voluntario, a quien le vamos a pedir que diga la palabra “encender”».

El hombre del sillón de cuero obedeció y en la pantalla del auditorio aparecieron los comandos de inicio del sistema superpuestos a la imagen visionada:

>encender<

<Iniciando sistema… >

<Sistema Terminal MS activo…autenticando>

<On Line en Cognored – ITKA Server>

<Buenas noches SUJETO DE PRUEBA A>

«Como podrán observar, los mensajes del sistema aparecen cómodamente frente a la persona, sin interferir de manera significativa en el campo visual. Luego de un tiempo, dichos mensajes desaparecen; es como en las películas 2D antiguas de robots; ¿alguien vio a Terminator, por ejemplo?… ¿Nadie?, bueno, bueno, ya sé que es prehistoria cinematográfica, pero les recomiendo que no dejen de lado el cine clásico».

Algunas risas y aplausos se desgranaron desde el fondo del salón, pausa que Ares Klauss aprovechó para refrescarse la garganta con un trago de agua.

«Estamos ahora en línea dentro de la Cognored y listos para la magia. Para esta demostración hemos creado un pequeño y divertido programa que hemos cargado en la memoria de la unidad central, presente también en esa tarjetita dentro de la billetera de este caballero. Cualquier aplicación que se les ocurra podrá ser almacenada en este espacio y ejecutarse como lo veremos a continuación… Nuestro programa se llama “pégale al pato”… ¿Han soñado alguna vez con ser personajes de un juego de video?.. ¿No? ¡Maravilloso!, porque ustedes serán los patos… Por favor, querido voluntario, para abrir el programa diga primero: “programa”».

Nuevamente, el hombre del sillón de cuero siguió las instrucciones y en la pantalla apareció:

>programa<

<nombre del programa a ejecutar?>

«Por favor, diga ahora “pégale al pato”».

>pégale al pato<

<ejecutando pégale al pato>

«Señores, les tengo malas noticias; el sistema ha identificado a cada uno de sus rostros y ahora ustedes son el blanco de nuestro amigo, quien podrá apuntarles y dispararles con este lápiz óptico. La puntuación aparece arriba a la izquierda de su campo visual (10 puntos por cabeza), y el objetivo del juego es disparar al mayor número de cabezas posibles en menos de un minuto».

En la pantalla tridimensional, las cabezas del público habían sido reemplazadas por dibujos de cabezas de pato, como los de plástico con los que juegan los niños en la bañera. El auditorio, asombrado, rompió en carcajadas con el efecto visual, mientras Ares Kaluss entregaba un dispositivo parecido a un bolígrafo al hombre del sillón de cuero.

«Es muy sencillo, solo tiene que cerrar un ojo y fijar la punta del lápiz en algún pato; cuando lo tenga en la mira dispara apretando el botón rojo del lápiz. Buena suerte, el tiempo corre con el primer disparo».

En la pantalla del auditorio las cabezas de los patos explotaban ruidosamente al ser señalados y ejecutados por el lápiz óptico. Algunos de los presentes se levantaban de sus sillas, se agachaban, saltaban o echaban a correr para comprobar como sus cabezas de pato virtuales se movían en correspondencia con las suyas reales. La gente se entregó al juego complacida, mientras Ares Klauss disfrutaba de su éxito. Cuando la multitud se serenó y regresó el orden, la conferencia continuó:

«170 puntos. No está mal… Milton decía que quien sabe jugar como un niño conocerá la inocencia del universo. Razón no le falta, pero esto es solo el lado más trivial de los Terminales MS. Acuérdense de aquello que les comenté al principio de la charla: “un ordenador dentro de tu cabeza”. Con los Terminales además puedes grabar lo que ves, oyes y sientes en todo momento y reproducirlo cuantas veces quieras, e incluso compartirlo con cualquier otra persona dentro de la Cognored. Todo esto gracias a las interfaces visuales y auditivas como las que hemos visto en acción, además de las táctiles, olfativas y gustativas que están en su última fase de desarrollo. Interfaces tan pequeñas y cómodas, que se pueden llevar como un guante. De otro lado, la enorme capacidad de almacenamiento en un área tan pequeña como lo es la cuarta parte de una tarjeta de visita, nos permiten el registro y almacenamiento de poco más de un año de la experiencia sensorial de cualquier persona».

«Los Terminales individuales son la base de la Cognored. Muchos años han pasado desde que la antigua Internet conectaba los computadores de todo el mundo; ahora la Cognored conecta no computadores y máquinas sino seres humanos de todo el mundo. Podemos ver en tiempo real lo que un sujeto en Tailandia ve en su caminata matutina, mientras olemos una baguette recién horneada de una panadería en París, oímos un concierto de los Fried Eyes en Londres directamente de alguien sentado en primera fila y simultáneamente sentimos en la mano la tersura del seno de nuestra amada que se encuentra en viaje de negocios en Tel Aviv».

«Como ejercicio final voy a pedirle a una colaboradora que está en este momento en línea en la Cognored tomando el sol en Hawái que llame al Terminal de nuestro sujeto de prueba».

En un instante la respuesta del sistema apareció en la pantalla tridimensional:

<llamada entrante de SUJETO DE PRUEBA B>

<Aceptar llamada?>

 

El hombre del sillón de cuero miró interrogativamente al expositor, quién movió las manos en señal de que prosiguiese.

>Sí<

Luego de un pitido corto, la voz de una mujer a 17.000 kilómetros de distancia se dejó oír por los parlantes del auditorio:

«Saludos para usted, doctor Klauss y para su estimada audiencia. Me encuentro caminando por las playas de Lanikai. Aquí son las 8:37 de la mañana y me gustaría compartir con ustedes estas espectaculares vistas».

Otro pitido precedió la aparición del mensaje de solicitud de trasferencia de video y audio del sistema, que se desplegó en la pantalla del auditorio:

 <SUJETO DE PRUEBA B desea compartir video y audio. Aceptar?>

Esta vez el hombre del sillón de cuero no necesito de ninguna indicación:

>Sí<

De inmediato la pantalla tridimensional se llenó de azul; un mar y un cielo límpidos parecían derramarse por el escenario mientras se escuchaba el choque suave de las olas. Impresionado, el hombre del sillón de cuero extendió las manos y, embebido por la experiencia, sintiendo que podía recorrer esa playa que se le presentaba ante los ojos, se levantó y echó a andar. Ares Klauss tuvo que detenerlo antes que cayera a la platea.

«Hay que tener cuidado. La experiencia sensorial remota es como una alucinación: llena por completo los sentidos… Señores, esto que ven es una realidad, estamos disfrutando de Lanikai con solo con una conexión a la Cognored y un par de Terminales MS. Podemos ver aquello que otra persona remota ve, podemos oír aquello que otra persona remota oye. Muy pronto también podremos, si quisiésemos, sentir en nuestros pies la arena de esa playa, el golpe del viento en la cara y oler la sal marina».

Los aplausos se extendieron por varios minutos. Fue tal vez el momento más feliz de Ares Klauss. La era del “beso a distancia” había comenzado.

Continuará…

EXPERIMENTO 2 – Historias por fascículos

Tiempo ha pasado (diría que demasiado), en que me solazaba leyendo verdaderas novelas en las clásicas revistas PULP de tirada semanal.  La historia la pasaban por fascículos en una sección específica y cierto es que algunas de aquellas llegaban a cautivarme de tal forma que la espera de siete días para ver como continuaba la trama era de pasarlo mal.  El resto de la revista ni la miraba recuerdo bien, era solo un vehículo en el que viajaba la historia, un paquete que la contenía.

No sé si se siguieron escribiendo novelitas por fascículos en aquellas revistas ni si las revistas sobrevivieron a la era digital, pero siempre quedará en mi memoria esa expectativa que los autores sabían crear con cada una de sus entregas semanales.

En este nuevo experimento, planteamos la creación de una historia por fascículos.  El punto clave aquí es, precisamente, la expectativa; que al lector se le haga larga la espera, que no pueda dormir, ni comer, que desespere y enloquezca por saber qué va a pasar…

La idea de esta historia que empiezo, y cuya primera entrega la podéis leer desde ya, la tuve años antes de la aparición de las Google Glass, cuando se perfilaban rudimentarios sistemas similares en las universidades tecnológicas de los Estados Unidos.  El concepto es simple: pregúntense ustedes, ¿hasta dónde llegarán este tipo de tecnologías?

A propósito, de aquellas lejanas calendas recuerdo también las fotonovelas…, ¿eso todavía se hace?

 

 

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

¿A dónde van las hormigas cuándo llueve?

Sitio de la novela "¿A dónde van las hormigas cuando llueve?" de Javier Fernando Castillo Naranjo

Historias por Ensayo y Error

Este es un campo de experimentación, un laboratorio de aquello que más me gusta hacer: escribir.

yonoleosololoqueselee

Feria del libro virtual permanente de autores indies para acercar a los lectores a autores no tan conocidos, pero con una probada calidad literaria. Espacio de herramientas, ayudas e ideas para escritores principiantes o en formación.

bookers

Lee. Escribe. Bloguea

Eva Truth

El consejo de una mujer es poco, y el que no lo toma, un loco.

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

Julian F. Gomez G.

Solo no te salgas de este umbral en el que la vida es una ilusión.

El abismo del poeta sin corazón.

Dejemos de escribir poesía con el corazón roto.

Cuadernarium

Blog de lengua y escritura

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Diario de una escritora

Sólo otro sitio de WordPress

memo valera

a escribir se aprende escribiendo

Palabras de Niebla

Blog literario

David Jimenez

Blog de David Jimenez

Crónicas de una escritora intrépida

Blog literario de la escritora Oana Frumuzache. Rincón de encuentro, motivación e inspiración.