Archivo del sitio

RESULTADO DEL EXPERIMENTO 1 – Creepypasta. PARTE 2 (¿de 2?)

Ya empecé a perder el control sobre la historia (como toda buena creepypasta, supongo), se ha ido alargando y ya no van a ser 2 partes, sino más.  De todas formas esta es la continuación:

No me interesa dar a conocer en detalle el procedimiento para jugar, no quiero dar ideas para que otro incauto intente practicar esta monstruosidad. Baste decir que las instrucciones hablaban de no dormir la noche anterior a la sesión de prueba con el objeto de suscitar un sueño profundo y usar un compuesto de galatamina y colina (?) para facilitar la lucidez en el mismo. Luego el texto incluía otros procedimientos que debían ser seguidos al pie de la letra mientras se ejecutaba el juego.

Ñlñarfdaytte, twnmgo moedo, nop qewuiro mootewroir

Conseguí los compuestos y aproveche el fin de semana para pasar 24 horas insomne. La noche del sábado inicié la sesión.

Cuando ejecuté el programa en la pantalla del portátil apareció una secuencia de fotografías acompañada de un sonido ondulante, como una especie de alarma. Las imágenes eran escenas extrañas y no tenían relación entre sí: un gato rojizo al lado de un hombre patas arriba con la cabeza enterrada en la arena, un par de ojos fuera de sus órbitas en una cuna de bebé vacía, una mujer desnuda sonriendo con el cuerpo cubierto de hormigas, una pelota de tenis completamente clavada de alfileres sobre una cama…

Siguiendo las instrucciones no aparté la vista de la pantalla en ningún momento. La solución de hidrolinateina (?) para evitar el parpadeo funcionaba de forma efectiva. A medida que la frecuencia del sonido aumentaba, las fotos se sucedían con mayor rapidez y sentía que mi campo de visión se reducía cada vez más hacia el centro de la pantalla. La velocidad de transición de las imágenes se hizo tan alta que me fue imposible en determinado momento apreciar cualquier detalle, en tanto que el sonido se convirtió en un irritante pitido agudo.

No se cuánto tiempo transcurrió. Debía, según las indicaciones, enfocar la vista en la pantalla hasta que se apagara y cesara el sonido. Por un largo tiempo luché por seguir manteniendo fija la visión a pesar de que comencé a sentir un sueño que me hacía pesados los párpados. Mis ojos se entrecerraban fatigados y me ardían resecos, el efecto de la solución parecía haber cesado.

Cuando estaba a punto de abandonar y cerrar los ojos, la pantalla se desvaneció y se hizo el silencio. Por un instante tuve la extraña sensación de estar flotando en el vacío, no percibía mi cuerpo, no sentía la presión ni de la silla donde estaba sentado; era como si todo a mi alrededor se hubiera esfumado.

Mi prueba de realidad para sueños lúcidos es verme las manos. Sabía que en mis sueños siempre aparecían alteradas ya sea con un dedo de más o de menos, de color gris o sin uñas, así que intenté visualizar mis manos para comprobar mi estado: los dedos estaban partidos a la mitad; estaba dormido sin duda.

Luego de una oscuridad total que se prolongo por unos minutos, las imágenes comenzaron a aparecer a ráfagas como iluminadas por una luz estroboscópica. Al estabilizarse la luz distinguí la puerta de la celda de contención del SCP-173. Era idéntica a la del juego, pero con un nivel de realismo asombroso. A mi lado se encontraban los dos típicos operarios con los que se supone debía entrar. Al igual que el escenario, parecían reales desde todo punto de vista. Uno de ellos me miró, se veía nervioso, por no decir aterrorizado. El otro mascaba chicle furiosamente y no apartaba la mirada de la puerta. Desde los altoparlantes escuchamos las instrucciones relativas al protocolo de actuación. Insistían en que se debe en todo momento establecer contacto visual con la criatura, sincronizando los parpadeos de los tres para evitar el ataque del ente.

La puerta se abrió por fin y pude contemplar el SCP-173. Se encontraba inmóvil en una de las esquinas de la celda. La apariencia del monstruo era la misma que la del juego, una suerte de tótem pétreo con extremidades cortas poco definidas (como muñones), sin manos ni pies, una cabeza abultada desproporcionada con el resto del cuerpo, y en lugar de cara tenía unos pintarrajos grotescos en los que predominaba unas manchas circulares y verdosas a modo de ojos.

“parpadeo” gritó de pronto operario que mascaba chicle. Eso quería decir que se preparaba para parpadear en cinco segundos y tanto el otro operario como yo debíamos evitar el hacerlo para que el 173 no se nos echara encima… 891uuppj hdloeimy4 ast yafjbeoxnrgsu

Era increíble, todo parecía tan real…

Luego vino el fallo eléctrico. Percibí como las luces se apagaron por menos de un segundo, la alarma de contención se disparó y a la par escuché un crujido aterrador y un grito ahogado. Volví la vista a mis compañeros, pero el daño ya estaba hecho: El SCP -173 permanecía inmóvil en el centro de la celda y a sus pies, con mi visión periférica pude distinguir los cuerpos de los dos operarios con la cerviz partida. “Pobres idiotas” pensé, no debieron permanecer tan juntos.

Estaba pletórico, sentía mi corazón latiendo a mil y un terror como nunca lo había sentido; el juego había comenzado. No me imaginaba en ese momento la pesadilla que me esperaba…

Ratón de biblioteca

Buceando en la escritura propia y ajena

¿A dónde van las hormigas cuándo llueve?

Sitio de la novela "¿A dónde van las hormigas cuando llueve?" de Javier Fernando Castillo Naranjo

Historias por Ensayo y Error

Este es un campo de experimentación, un laboratorio de aquello que más me gusta hacer: escribir.

yonoleosololoqueselee

Feria del libro virtual permanente de autores indies para acercar a los lectores a autores no tan conocidos, pero con una probada calidad literaria. Espacio de herramientas, ayudas e ideas para escritores principiantes o en formación.

bookers

Lee. Escribe. Bloguea

Eva Truth

El consejo de una mujer es poco, y el que no lo toma, un loco.

EL BLOG DE ADALBERTO

COMENTARIOS Y UTILIDADES PARA ESCRITORES PERFECCIONISTAS

Julian F. Gomez G.

Solo no te salgas de este umbral en el que la vida es una ilusión.

El abismo del poeta sin corazón.

Dejemos de escribir poesía con el corazón roto.

Cuadernarium

Blog de lengua y escritura

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Diario de una escritora

Sólo otro sitio de WordPress

memo valera

a escribir se aprende escribiendo

Palabras de Niebla

Blog literario

David Jimenez

Blog de David Jimenez

Crónicas de una escritora intrépida

Blog literario de la escritora Oana Frumuzache. Rincón de encuentro, motivación e inspiración.